Tecnología Cloud

Las aplicaciones y servicios que ofrece IDI EIKON y que puede encontrar en este Portal, son 100% Internet, es decir, son productos/servicios basados en WEB y todos ellos se ofrecen (o pueden ofrecerse) bajo modalidad SaaS.

En IDI EIKON nos adaptamos a las necesidades de cada Cliente y para ello suscribimos contratos SLA (Service Level Agreement), en español ANS (Acuerdos de Nivel de Servicios) adaptados a cada caso y nivel de exigencia.

La evolución de los servicios Web ha sido clave para el surgimiento del nuevo paradigma de desarrollo de software orientado a servicios, que utiliza las herramientas Web como elementos básicos para el desarrollo de aplicaciones.

En la actualidad existe un reto común a todas las empresas: conseguir una solución óptima a sus demandas de software, pero siempre ajustándose a los presupuestos cada vez más reducidos que tienen asignados. En este escenario, la aplicación del modelo SaaS es la opción que mejor cubre todas las expectativas y necesidades de las organizaciones, tanto a nivel económico como técnico.

SaaS son las siglas en inglés de “Software as a Service”. En español se ha traducido como “Software como Servicio”.

¿Porqué SaaS se presenta como la mejor alternativa posible? ¿Qué ha cambiado para que ahora sí se tenga posibilidades de éxito?

Infraestructura de la red

La Internet de hoy en día funciona mucho mejor, el acceso esta mucho más extendido y sobre todo el ancho de banda es muy superior al de finales de los 90, cuando apareció el modelo ASP.

Desarrollo de Aplicaciones Web

Todo el concepto de RIA (Rich Internet Aplication) hace que la diferencia entre las aplicaciones web y las de escritorio haya disminuido enormemente. La calidad de las aplicaciones web actuales era impensable hace 10 ó 15 años. La tendencia cada día más consolidada es la convertir el navegador en una plataforma de ejecución de aplicaciones.

Cambio Cultural

Hace diez años era muy complicado convencer a una empresa de que colocase parte de su información (en ocasiones muy crítica) fuera de su Firewall. A pesar de que aún siguen
existiendo reticencias, hoy en día todos tenemos gran cantidad de información en Internet: Google, GMail para correo corporativo, Perfiles en todo tipo de redes sociales, etc.. Y las empresas cada vez van acostumbrándose más a utilizar una aplicación que no está distribuida en su entorno y a ver las ventajas de no tener que mantener software o hardware.

Construido para la web

Muchas de las aplicaciones del modelo ASP (incluso muchas de las actuales que se anuncian como SaaS) no estaban pensadas para ser distribuidas por internet. Ni la interfaz, ni los procesos, ni la forma de pago lo estaban, pero sobre todo no estaban preparadas para soportar a muchos clientes en una misma instancia. Esta capacidad, llamada “Multitenancy”, es la que permite al proveedor aprovechar las economías de escala derivadas de tener una distribución centralizada que se realiza a través de Internet, y que permite simplificar el trabajo necesario para incorporar a un nuevo cliente. Al final las aplicaciones no Internet, aunque se hagan funcionar sobre Internet, no eliminan la necesidad de mantener una instancia para cada cliente, lo cual dificultaba enormemente el crecimiento de la plataforma.

IDI EIKON ha sido pionera en España en la adopción (que ha hecho suya desde el primer momento), desarrollo e implantación de estos nuevos modelos de negocio basados en el SERVICIO.

Las principales ventajas que proporciona el modelo SaaS son:

Para las empresas finales:

  • Inversión mínima. A nivel de costes, el uso de un producto mediante el modelo SaaS no requiere nuevos servidores, ni instalaciones por parte del cliente ni acceso desde ninguna red especial ni un equipo de soporte. Únicamente requiere el habitual acceso desde Internet del que disponen todas las empresas.
  • Coste de despliegue nulo.
  • Coste de las actualizaciones y gestión de la plataforma nulo.
  • Acceso simple a versiones “demo” del producto.
  • Método de pago por uso.
  • Acceso online. A diferencia de otros sistemas, las soluciones SaaS son totalmente accesibles desde cualquier lugar y no dependen de la plataforma del cliente. El uso de navegadores, cada vez más estándares facilita aún más su uso.
  • Foco en el “core” del negocio. Centrarse en crear valor en su especialidad externalizando servicios. Esta es quizás una de las mayores ventajas que proporciona este modelo.

Para los proveedores:

  • Ampliación del mercado objetivo. El tamaño y localización ya no son tan importantes.
  • El coste del despliegue se reparte con el número de clientes. Es posible aplicar soluciones virtuales para optimizarlo y compartir recursos.
  • Las actualizaciones y solución de errores se realizan de forma masiva, rápida (mejora del time to market) y simple.
  • Mantenimiento de versiones del producto más simple. Todos los usuarios usan la misma versión.
  • Método de facturación flexible. A nivel comercial, SaaS exige ofrecer diferentes modelos de negocio dependiendo del servicio no existiendo reglas fijas que impongan un método u otro.
  • Ingresos periódicos y consecuentemente vistos como más predecibles.
  • Aceleración en el proceso de venta. El tiempo que pasa entre el visto bueno de un cliente y la puesta en marcha del producto es mínimo ya que no se requiere instalación previa.
  • Evita el pirateo del producto.

El futuro del Software como Servicio se presenta imparable y es, a nuestro juicio (muestra de ello es nuestra apuesta total por ello hace ahora unos 10 años), la mejor alternativa que existe actualmente para implantarlo en las empresas.

Los últimos estudios demuestran que su uso se empieza a extender entre las pymes, quienes, bajo este modelo de negocio, pueden acceder al software de las grandes a precios asequibles.

El precio del software tradicional se limita al coste de la aplicación software, en la mayoría de los casos un precio inicial, que se paga de una sola vez a cambio de una licencia de usuario de duración indefinida. En este enfoque, es cuestión del cliente determinar y asumir el gasto en hardware y en los servicios profesionales asociados a la aplicación. Por el contrario, las aplicaciones SaaS se cobran siguiendo modelos basados en suscripción, con una tarifa que incluye el coste de la aplicación software, así como el del hardware y los servicios profesionales.

Esta diferencia en los modelos de precios de uno y otro enfoque hace difícil un análisis comparativo en términos de coste total de propiedad (TCO). Los costes de hardware y software son fácilmente identificables, pero los recursos humanos asociados a las aplicaciones software tradicionales son a menudos subestimados o, incluso, se omiten en los análisis de TCO.

Como resultado, el coste del modelo basado en suscripción o SaaS puede aparecer como el más caro si se hace una estimación a varios años vista. Sin embargo, cuando se tienen en consideración los recursos humanos asociados al coste de propiedad del software tradicional, en muchos casos, el despliegue de aplicaciones SaaS resultará la opción más interesante desde el punto de vista económico.

Los costes clave para cualquier implementación software son los de la compra de la aplicación software, los del hardware requerido para utilizarla y los de los servicios profesionales que se necesitan para diseñarla, desplegarla, gestionarla, mantenerla y soportarla. El coste anual de poseer y gestionar aplicaciones software puede llegar a cuadruplicar el coste inicial de compra y, según algunos analistas, llegan a alcanzar hasta un 75% en mantenimiento y operación.

Frente a estos costes, la revolución del software como servicio plantea una interesante solución, al permitir a las empresas suscribirse a las aplicaciones software y externalizar la operación de su infraestructura de back-end dejándola en manos del suministrador SaaS. En la mayoría de los casos, el proveedor podrá encargarse de ello de una forma mucho más eficiente en costes, proporcionando ahorros de costes importantes a las empresas. En consecuencia, éstas podrán, con el mismo presupuesto, soportar muchas más aplicaciones.

¿AÚN TIENE DUDAS SOBRE CUÁL ES EL MODELO DE SOFTWARE QUE MÁS LE INTERESA?