e-OER Firma Digital (Contratos, Facturas, Documentos)

IDI Eikon tiene tecnología y experiencia en implantación de sistemas de firma y sistemas biométricos. Sin perjuicio de lo anterior, en un entorno corporativo y/o empresarial, el 99,99% de los procesos administrativos que utilizan firma electrónica son entre la empresa y su Red de Contactos (representantes, directivos, trabajadores, clientes, proveedores, colaboradores).

IDI Eikon ha integrado en sus procesos de gestión de RRHH en e-OER diversas funcionalidades para la firma digital de documentos:

Firma Digitalizada Manuscrita

Uno de los sistemas biométricos que más se acerca al paradigma de alta seguridad y bajo coste, que se une a los beneficios que ya por si misma presenta la tecnología de firma electrónica es el reconocimiento biométrico de rasgos caligráficos de la firma. Esto da lugar a la tecnología de firma digitalizada manuscrita, firma ológrafa o firma biométrica.

Tabletas

Con los modernos dispositivos que permiten establecer parámetros de presión y velocidad del trazo se pueden obtener patrones que resultan de una gran eficacia y que unidos a mecanismos de generación de firma electrónica hacen virtualmente infalible cualquier validación de cualquier firma producida mediante este procedimiento.

El paradigma en este caso queda más cerca puesto que no es necesario distribuir dispositivos a los individuos a identificar y esto atenúa en gran medida los efectos económicos adversos que supone cualquier despliegue de tecnología.

Firma en Cloud

La firma en cloud es un concepto innovador para referirse a firma centralizada desde aplicaciones web con certificados almacenados en dispositivos seguro HSM. La firma en cloud también puede entenderse como firma electrónica en la nube mediante certificados electrónicos centralizados o firma de servidor

la firma en cloud es firma electrónica avanzada por lo que conlleva que podamos afirmar que la firma “ha sido creada por medios que el firmante puede mantener bajo su exclusivo control”. Sin perjuicio de lo anterior a la firma en cloud le es indiferente si es avanzada o no, ya que el artículo 3.9 de la Ley 59/2003 de Firma Electrónica, determina que “no se le negarán efectos jurídicos a una firma electrónica que no reúna los requisitos de firma electrónica reconocida en relación a los datos a los que esté asociada por el mero hecho de presentarse en forma electrónica”. Esto supone, a la postre, un reconocimiento implícito de la validez jurídica de la firma en cloud ya que estamos en disposición de probar su correcta emisión, vinculación, configuración y solidez técnica y jurídica. Todo ello, deberá ser acreditado, en su momento, por el titular, firmante o parte interesada dentro de un procedimiento legal.

La firma en cloud nos permite firmar documentación a través de smartphones. En esta presentación se puede apreciar su funcionalidad: