Multas por no registrar adecuadamente la jornada laboral

Hasta hace muy poco, las empresas sólo estaban obligadas a registrar la jornada diaria de los empleados contratados a tiempo completo, y sólo en caso de que hubiera que contabilizar horas extra. Sin embargo, tres sentencias judiciales dictadas por la Audiencia Nacional en el último año han cambiado este criterio, a partir de ahora, las empresas deben registrar siempre la jornada de todos sus trabajadores.

Desde el momento en que la Audiencia Nacional dictó estas sentencias, la Inspección de Trabajo “intensificó el control del cumplimiento de la normativa del registro de la jornada laboral”.

Estos controles se están priorizando en sectores tan variados como:

  • Banca
  • Industria manufacturera
  • Comercio
  • Reparación de vehículos
  • Actividades sanitarias y de servicios sociales
  • Actividades financieras y de seguros

Pero, ¿qué consecuencias puede tener para una empresa no registrar correctamente la jornada laboral de sus empleados?

Multas de 60 a 187.515 euros

El registro diario de la jornada de todos los trabajadores, está siendo la cuestión más problemática para las empresas, ya que es algo que la mayoría no hacía hasta ahora, pues no se exigía.

Sin embargo, tras las sentencias de la Audiencia Nacional las empresas no sólo deben registrar diariamente la jornada laboral, sino que deben incluir el horario del empleado y los movimientos de entrada y salida. Es importante destacar que, además, estos registros deben conservarse durante un periodo mínimo de 4 años.

En este sentido, las empresas se enfrentan a multas de entre 60 y 625 euros si, por ejemplo, se cometen fallos en este registro, y pueden llegar a los 6.250 euros ante la ausencia de dicho registro.

También con entre 625 y 6.250 euros está multada la superación de los límites previstos de horas extraordinarias o no consignar en el recibo de salarios las cantidades por horas extras realmente abonadas. No obstante, las multas más altas, que pueden llegar a 187.551 euros se refieren a los casos en los que se enmascaran las horas extraordinarias bajo otros conceptos salariales que suponen pagar menos impuestos.

Pero las consecuencias no son sólo económicas, y es que, si por ejemplo, no se registra adecuadamente la jornada laboral diaria de un empleado contratado a tiempo parcial, automáticamente se presumirá que su contrato es a jornada completa a todos los efectos.

Con e-OER Control de Presencia y Accesos proporcionamos una solución integral para gestionar tus RRHH y además gestionar y controlar los horarios de tus trabajadores. Además nos podemos integrar con sistemas existentes de control de accesos como www.cucorent.com.